CPPM Rivas denuncia que el Ayto no está cumpliendo la Ley 1/2018, de Coordinación de Policías locales de la Comunidad de Madrid

Fecha de publicación: 5 de abril de 2019

RIVAS-VACIAMADRID

Desde la sección sindical de CPPM del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, queremos haceros conocedores de cómo está actuando la Corporación Municipal con sus trabajadores del colectivo de la Policía Local, por eso os informamos de lo que está sucediendo.

Después de agotar todas las vías y canales posibles de negociación solicitando, entre otras cuestiones, que se acate lo recogido en la vigente Ley 1/2018, de 22 de febrero, de Coordinación de las Policías Locales de la comunidad de Madrid y proceda a la reclasificación de grupos de sus policías, decidimos acudir a la celebración del Pleno Ordinario que tuvo lugar el día 28 de febrero pasado.

Sorprendentemente, en los días previos a la celebración del pleno, recibimos un email del Sr. Concejal-Delegado de Seguridad, por medio del cual se nos “coaccionaba” con paralizar un acuerdo ya cerrado con el Jefe de la Policía, en el caso de acudir al pleno, (ejemplo de democracia).

Al citado pleno acudió más del 80 % de la plantilla de la Policía para allí, solicitar al Sr. Alcalde-Presidente lo que de forma reiterada se  nos viene NEGANDO por parte de  la representación de la corporación, a través de los respectivos órganos de negociación colectiva. Con un comportamiento ejemplar se hicieron visibles nuestras reivindicaciones en el pleno,  cumpliendo en todo momento las normas de funcionamiento del mismo.

Días siguientes a la celebración del Pleno, hemos seguido intentando abrir vías de negociación, pero siempre nos hemos encontrado con un “muro” y con la inacción de la Corporación Municipal. Así, decidimos nuevamente acudir a la celebración del Pleno Municipal del día 28 de marzo. Allí, nos volvimos a encontrar con medidas coercitivas, nos prohibieron acceder a la celebración pública del Pleno, sin ningún motivo, utilizando la pobre excusa de que un grupo de vecin@s de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), habían irrumpido en la celebración de la sesión plenaria. Curiosamente no se desalojó completamente el Pleno, pero SI SE PROHIBIÓ EL ACCESO al colectivo de Policía Local y para darle más fuerza a su decisión de ponernos una mordaza, también se prohibió la entrada a varios periodistas que intentaban ejercer su derecho a la información. Así, nos dejaron en el “hall” de acceso a la sala de celebración plenaria, junto a los periodistas, además de los miembros de la PAH, lugar donde mostramos nuestro malestar de forma pacífica (nuevamente, perfecto ejemplo democrático).

En ese “hall” es dónde sucedió lo más grande de todo, el SR. Concejal-Delegado de Seguridad ordenó avisar a la Guardia Civil para proceder al desalojo, cuando allí se encontraba el Jefe de la Policía Local junto con un Subinspector y 5 policías de servicio, pudiendo comprobar por éstos, que el comportamiento del colectivo estaba siendo impecable y como no podía ser de otra manera, a la primera solicitud de abandono por parte del Jefe de la Policía, el colectivo policial junto con los allí presentes, lo abandonaron sin ningún tipo de inconveniente.

Todo lo anterior no fue suficiente para el Sr. Alcalde-Presidente, que  dejó ver que no quiere que reivindiquemos legítimamente nuestros derechos tampoco en el futuro y por ello solicitó al Jefe de la Policía la redacción de un informe y que se revisen las imágenes grabadas en el “hall”, ya que los policías de servicio habían sufrido empujones de sus compañeros según el Sr. Alcalde. Esta afirmación del Sr. Alcalde, HA SIDO DESMENTIDA TANTO POR EL SUBINSPECTOR COMO POR LOS POLICÍAS DE SERVICIO. Nuevamente, la COACCIÓN vuele a aparecer, amenazas con medidas disciplinarias para impedir la reivindicación de legítimos derechos.

Por tanto, lo único que exigimos el colectivo de Policía Local es que se cumpla lo recogido en la Ley, así como también solicitamos la reposición de policías, ante la falta de efectivos que lleva acuciando esta policía durante años y que afecta en especial a la seguridad del municipio.

Como siempre ocurre, estas decisiones tomadas por el Gobierno Municipal, sin cumplir la  legislación, acabarán teniendo un coste para los vecinos de Rivas Vaciamadrid que tendrán que pagar de sus bolsillos las arbitrarias decisiones del Sr. Alcalde-Presidente, Pedro del Cura.

Parece mentira, que un gobierno de izquierdas, que se jacta de luchar por un empleo público de calidad y por la lucha de los derechos de los trabajadores,   no tuvo reparos en aplicar las medidas restrictivas de derechos dictadas por el gobierno de la nación en el año 2012, y tampoco tiene reparos ahora en esta nueva situación para saltarse la ley, ahora cuando POR LEY  se dictan medidas para recuperar los derechos de los trabajadores (reclasificación), la posición de este Alcalde no está junto a los trabajadores, sino que muestra una rotunda negativa a cumplir la LEY, llegando a utilizar medidas de coacción. EL Alcalde-Presidente, y su equipo de gobierno demuestran NO tener un comportamiento democrático.

¡¡¡¡ LO ÚNICO QUE ESTE COLECTIVO PIDE ES QUE LA CORPORACIÓN CUMPLA LA LEY!!!!

SUBIR