Medidas con carácter extraordinario en el Cuerpo de Bomberos y SAMUR-Protección Civil con motivo de la evolución del coronavirus (SARS-COV-2)

Fecha de publicación BOAM : 16 de marzo de 2020

Las medidas previstas tendrán una vigencia del 15 de marzo del 2020 al 26 de marzo del 2020, ambos inclusive, sin perjuicio de las prórrogas que se acuerden de forma sucesiva.

Resolución de 15 de marzo de 2020 del Director General de Emergencias y Protección Civil por la que se establecen medidas con carácter extraordinario en el Cuerpo de Bomberos y SAMUR-Protección Civil con motivo de la evolución del coronavirus (SARS-COV-2).

Con fecha 31 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de SARS-CoV-2 como Emergencia de Salud Pública de importancia Internacional. Los primeros casos en la Comunidad de Madrid se confirmaron el 26 de febrero.

Desde esa fecha hasta la actualidad, el ascenso en el número de casos confirmados ha sido exponencial y según los modelos dinámicos para predecir la onda epidémica del COVID-19, si no se adoptan medidas el número de casos confirmados podría ascender a una cifra difícilmente asumible.

Por Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo, se adoptan determinadas medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública. Esta norma, adopta un conjunto de medidas de carácter urgente dirigidas a dos ámbitos específicos, el económico y la salud pública que en este momento demandan una respuesta inmediata.

La situación generada ha supuesto la adopción de medidas de contención reforzada por las autoridades de salud pública ante la emergencia sanitaria producida. Por ello se requiere la puesta en marcha de actuaciones que conjuguen la protección de la salud del personal del Ayuntamiento de Madrid y la prestación de aquellos servicios públicos esenciales.

Así, la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid con fecha 10 de marzo de 2020 queda enterada de las medidas a adoptar como consecuencia de la epidemia de coronavirus (Covid 19), considerando prioritario adoptar las medidas necesarias para garantizar en todo momento la continuidad de los servicios públicos básicos que presta el Ayuntamiento. En este sentido, se garantizan los servicios esenciales para la ciudad, como son Bomberos y SAMUR-Protección Civil.

Por su parte, por Decreto de 11 de marzo de 2020 de la Delegada del Área de Gobierno de Hacienda y Personal por el que se establecen un conjunto de medidas organizativas y preventivas en los centros de trabajo dependientes del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos con motivo del Covid-19, establece igualmente en su punto Segundo la garantía de prestación de los servicios públicos esenciales, y en su punto Undécimo, prevé la reorganización de turnos, si como consecuencia de los supuestos previstos en este Decreto fuese necesaria la reorganización de turnos, cada Área de Gobierno, Área Delegada de Gobierno, Organismo Autónomo o Distrito, dentro de su ámbito organizativo propondrá la revisión de los mismos, garantizándose, en todo caso, la prestación los servicios esenciales.

Igualmente, por Decreto del Alcalde de 12 de marzo de 2020 por el que se determinan los servicios del Ayuntamiento de Madrid y sus Organismos Autónomos con motivo de las medidas excepcionales adoptadas para contener el covid-19, en su apartado Sexto, habilita a los titulares de las Áreas de Gobierno a las que estén adscritos los servicios necesarios e imprescindibles, y en particular al Director General de Policía Municipal, al Director General de Emergencias y Protección Civil y al Gerente del Organismo Autónomo Madrid Salud para modificar los servicios incluidos en sus anexos según lo requieran las circunstancias, y recoge los mínimos del 100% de los componentes del Cuerpo de Bomberos y de Samur-PC.

Con fecha de 13 de marzo de 2020, mediante Decreto del Alcalde se activa el nivel naranja del Plan Territorial de Emergencia Municipal del Ayuntamiento de Madrid (PEMAM).

Finalmente, mediante Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Todas las anteriores actuaciones y contexto descrito obligan a establecer desde la administración municipal medidas extraordinarias en los servicios públicos esenciales de Bomberos, Samur y Voluntarios de Protección Civil.

El artículo 25.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local (en adelante, LRBRL), apartados f) y j), hace referencia, respectivamente, a los servicios públicos de protección civil, prevención y extinción de incendios y protección de la salubridad pública, considerándose los servicios de extinción de incendios y SAMUR-Protección Civil, esenciales por cuanto protegen bienes jurídicos esenciales como la seguridad, la salud y la integridad física de las personas.

Respecto del servicio SAMUR-Protección Civil, la actividad de este servicio se halla vinculada directamente con la asistencia sanitaria urgente, sin la cual se podrían provocar situaciones irreversibles de gravedad sanitaria, desatención vital y en consecuencia una grave perturbación en la normal convivencia de la comunidad vecinal. Respecto de la actividad del Cuerpo de Voluntarios de Protección Civil, se fundamenta en la preparación humana y técnica con el objeto de dirigir la respuesta civil para la actuación en materia de Protección Civil en situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública y se desarrolla, entre otras, en las siguientes funciones de aplicación en esta situación de riesgo :planificación y evaluación de riesgos e información y formación a la ciudadanía, así como otras tareas de servicios a la comunidad que se requieran, todo ello según determina el Reglamento del Cuerpo de Voluntarios del Ayuntamiento de Madrid aprobado por acuerdo plenario de 20 de abril de 1982.

Por su parte, y por lo que se refiere al servicio de extinción de incendios, según el artículo 1 del Reglamento del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid aprobado por acuerdo plenario de 27 de julio de 1984, indica:

"1. El Ayuntamiento de Madrid, en el ejercicio de la competencia que sobre esta materia tiene atribuida por la legislación general de Régimen Local y la especial de su municipio, presta directamente, con medios propios, el servicio de extinción de incendios en la totalidad de territorio que constituye su término municipal.

2. Las modalidades de prestación del servicio, los de derechos y deberes de sus usuarios, su organización y funcionamiento, así como el régimen del personal adscrito al mismo, se rigen por las disposiciones del presente Reglamento, aprobado por la Corporación en uso de la potestad reglamentaria que también legalmente le está conferida.

3. La actuación del Servicio de Extinción de Incendios se ajustará al principio de respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos y a las libertades públicas en los términos de la Constitución y de las leyes que la desarrollan.

4. Las intervenciones del Servicio de Extinción de Incendios se entenderán justificadas, en todo caso, cuando existieron situaciones de siniestro o de calamidad colectiva susceptibles de ocasionar riesgo inminente para la integridad o la tranquilidad de las personas, o daños graves en los bienes de dominio público o privado y aunque, con motivo u ocasión de tales intervenciones, se consideraran lesionados derechos individuales o hubiere que producir perjuicios patrimoniales.

5. Por su carácter de servicio esencial para la protección civil y la tranquilidad comunitaria, la recepción y el uso del Servicio de Extinción de Incendios por parte de los ciudadanos, sean estos personas individuales o personas jurídicas, se declararán de carácter obligatorio".

Por tanto, las tareas encomendadas a los citados servicios públicos, garantizan a la comunidad la integridad física, el derecho a la vida y la protección de la salud, derechos y bienes constitucionalmente protegidos en los artículos 15 y 43 del texto constitucional.

Si la adecuada prestación de los servicios esenciales de Bomberos y SAMUR-PC para la comunidad, resulta de vital importancia para la Ciudad de Madrid, más lo es, sin duda, en la situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, siendo obligación del Ayuntamiento de Madrid el prever las medidas necesarias para preservar esos derechos y bienes constitucionalmente protegidos, garantizando la atención en esta situación de emergencia sanitaria y dando cobertura a los hechos imprevisibles que se van a plantear en esta crisis. Es preciso, pues, dotar a la administración de herramientas que permitan a las autoridades un directo y extraordinario manejo de las infraestructuras públicas y privadas así como de los recursos humanos.

Nos encontramos, además, ante una pandemia en la cual, la comunidad científica internacional, todavía no ha podido dar respuesta a aquellas cuestiones que podrían atajarla sanitariamente y ante un escenario con un progresivo aumento del número de expuestos, enfermos y fallecidos, que, en estos momentos, no tiene un límite temporal ni siquiera predecible.

En atención a lo anterior, se hace imprescindible la aprobación de la presente Resolución que contiene una serie de medidas de carácter extraordinario, compitiendo a la Administración municipal garantizar a los ciudadanos el funcionamiento del servicio que presta SAMUR-PC y Bomberos.

Las medidas acordadas deben considerarse de carácter organizativo, y se dictan al amparo, de las previsiones recogidas en la normativa citada, del artículo 38.10 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, del artículo 4 de la LRBRL y de los acuerdos y Decretos citados del Ayuntamiento de Madrid, todo ello en base a las competencias atribuidas al Director General de Emergencias y Protección Civil, de conformidad con el apartado 9º. del Acuerdo de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid de organización y competencias del Área de Gobierno de Portavoz, Seguridad y Emergencias de 27 de Junio de 2019, a saber:

"1.4. Dirigir y organizar el Cuerpo de Bomberos, proponiendo y ejecutando los planes de funcionamiento y adquisición de material, mejora y actualización del mismo.

1.5. Dirigir y organizar el Cuerpo de Voluntarios de Protección Civil, proponiendo y ejecutando los planes de funcionamiento y adquisición de material, mejora y actualización del mismo, sin perjuicio de las competencias que en materia de voluntariado correspondan a otra área de gobierno.

1.9. Dirigir y organizar los servicios de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate (SAMUR-Protección Civil), proponiendo y ejecutando los planes de funcionamiento y adquisición de material, mejora y actualización del mismo".

En virtud de lo expuesto,

RESUELVO

SUBIR