Pitingo- mestizo y froterizo (40% descuento compra online)

Pitingo regresa al Teatro de la Luz Philips Gran Vía de Madrid para estrenar en exclusiva su nuevo espectáculo “Mestizo y Fronterizo”, del 24 de mayo al 1 de julio, 6 únicas semanas, Improrrogable. Pitingo, qque es andaluz mestizo y fronterizo, continúa manteniendo el rumbo intercultural fiel a sus raíces flamencas, esas que le obligan a seguir hermanándose con ecos afroamericanos. Comienza un viaje de melómana hibridación que nos hará mover el cuerpo y las manos, libres, a compás, y desembocará en la interpretación de himnos generacionales para la hermandad del ser humano. Una superproducción al más puro estilo americano que no puedes perderte

Duración aprox: 90 minutos
Edad recomendada:
TEATRO DE LA LUZ PHILIPS GRAN VÍA - Calle Gran Vía, 66 - Madrid

Promoción válida para todas las funciones excepto sábados.

Sinopsis:

Pitingo regresa al Teatro de la Luz Philips Gran Vía de Madrid para estrenar en exclusiva su nuevo espectáculo “Mestizo y Fronterizo” del 24 de mayo al 1 de julio: 6 únicas semanas, 24 funciones. Improrrogable.

Pitingo propone la interculturalidad de gitanos, payos, afroamericanos y latinos en un sorprendente repertorio de nuevas canciones donde no faltarán sus grandes éxitos.

Comienza un viaje de melómana hibridación que nos hará mover el cuerpo y las manos, libres, a compás, y desembocará en la interpretación de himnos generacionales para la hermandad del ser humano.

RACISMO 0. MÚSICA PARA LA INTERCULTURALIDAD.

Tenía que hacérselo mirar y fue a consultar con el médico especialista, quien analizó sus síntomas; el buen color, esa inaudita capacidad políglota en el diálogo musical cuerpo a cuerpo, las desbordantes facultades adornadas con el mejor de los sonidos…, y estableció su diagnóstico: Tengo que comunicarle, señor Pitingo, que va a ser usted mestizo y fronterizo. Y, ¡había motivo!, salimos a celebrarlo como corresponde, grabando un disco y preparando un espectáculo, conceptual, a la manera de la casa.

La interculturalidad procura una educación social crítica y reflexiva, concibiendo el racismo como un problemón social a remediar urgente, cree en la ley de vasos comunicantes que nos aúpa e iguala, en la convivencia con la correspondiente asimilación de costumbres y normas ajenas a la cultura propia, para mejorar todos unidos, sea del estado que sea cada cual. Pitingo está por la labor porque es gitano y es gaché, creció al borde de La Raya, y es flamenco de nativitate.

El flamenco, que se entere el globo entero, es uno de los mejores ejemplos de interculturalidad ecuménica. Nacido en la Andalucía más pobre y más sabia, supo conformar un lenguaje común reuniendo elementos afros, judíos, árabes y cristianos, cantares de toda España e Hispanoamérica. Pitingo, que es andaluz mestizo y fronterizo, manteniendo el rumbo intercultural ha sido fiel a sus raíces flamencas, esas que le obligan a seguir hermanándose con los sonidos enraizados de su planeta conocido, atreviéndose a cruzar ríos, rayas, mares y montañas, océanos…

La unión y la música amansan las fieras que cada cual lleva dentro, creando un mundo más grande, rico, solidario y generoso, haciendo a la gente cada vez más hermosa en su singularidad, jamás pequeña en cerrada y egoísta mediocridad. Antes unirse en salud, que morir por separado.

José Manuel Gamboa

SUBIR