Imbécil, con Alex O´Dogherty (14€ + gastos para compras online)

Alex O'Dogherty es Imbécil, así se llama su último y mejor, sin duda, espectáculo de uno de los monologuistas más veteranos que hay en España. Una vuelta a los orígenes, a su pequeña maleta, sus cacharros (o chuminadas), su pequeña música, sus juegos con el público… Si estas harto de medir las palabras, este es tu show.
 
Duración aprox.: 100 minutos
Edad : Todos los públicos
Teatro Capitol Gran Vía · Calle Gran Via, 41 - Madrid
 

Promoción válida para patio de butacas

Este contenido está bloqueado.

Para poder ver este contenido tienes que registrarte en el área privada de CPPM.

¡¡¡Este registro es INDEPENDIENTE del registro que tienes en aulavirtualcppm.es!!!

Si ya estás registrado, por favor, introduce tu usuario o email y tu contraseña y pincha el botón "Iniciar sesión".

Si todavía no te has registrado en el área privada de CPPM, por favor, pincha en el botón "Registro" y rellena el formulario con tus datos de contacto.

Oferta exclusiva afiliados CPPM

Sinopsis:

ÁLEX O’DOGHERTY ES IMBÉCIL
Alex O’Dogherty es IMBÉCIL. Mide mucho las palabras. Además, le afectan mucho. Las palabras.
Las buenas poco, las malas mucho.
¿Es o no es IMBÉCIL?

¿Por qué nos afectan tanto las palabras? Se pregunta Alex O’Dogherty en este divertido monólogo sobre el poder de las palabras.

Imbécil viene de “sin báculo” y significaba: frágil, débil y vulnerable. ¡Y él odia ser así!
Por eso, en este monólogo, se ha propuesto hablar sobre el poder de las palabras, o más concretamente, sobre el poder que tenemos los que las usamos.

Una palabra es sólo una reunión de letras, pero puede hacerte reír, llorar, sorprenderte, sonrojarte, enamorarte, enfadarte… Bueno, la palabra no, la persona que la utiliza.

Trataremos juntos de descubrir si podemos conseguir que dejen de afectarnos las palabras, o si estamos condenados de por vida a ser unos perfectos IMBÉCILES.

En este nuevo espectáculo habla de las palabras, palabritas y palabrotas. De lo que se dice con palabras y de lo que se dice sin ellas, de la capacidad de la gente para ofender y para ofenderse, y del derecho a ser y a hacer el IMBÉCIL, que también significa: Tonto, payaso, divertido… ¡Y a él le encanta ser así!

SUBIR