El notario (30% descuento compra online)

El notario es una adaptación teatral de la novela homónima de Nikos Vasiliadis, realizada porEnmanuela Alexiou y Yorgos KaramijosPilar Massa dirige e interpreta a una mujer griega ya en la cincuentena, un relato cargado de ironía y de un afilado sentido del humor. Un monólogo conmovedor, lleno de humor y pasión en el que se unen la confesión y la culpa, el narrador y la víctima.
Duración aprox: 85 minutos
Edad recomendada: Todos los públicos
Teatro Cofidis Alcázar · C/ Alcalá, 20 - Madrid

Solicita tu código descuento enviando un correo a teatro@cppm.es indicando tu nombre y apellidos, número de afiliado y municipio de trabajo.

Oferta exclusiva afiliados CPPM


Sinopsis:

El notario es una adaptación teatral de la novela homónima de Nikos Vasiliadis.

Realizada por Enmanuela Alexiou y Yorgos Karamijos. La adaptación unifica en el monólogo de uno de sus personajes principales, ERASMIA, todo el contenido de la novela, convirtiendo la asepsia de la narración original en tercera persona, en un relato subjetivo lleno de fuerza y de dobles intenciones, un relato personal donde afloran todos los personajes de la novela bajo la mirada traslúcida de la protagonista, un juego de espejos donde los reflejos se distorsionan en lo que podría denominarse un monólogo “coral”.

ERASMIA, viuda desde los 22 años (perdió a su marido en la guerra), madre de una hija que tuvo que criar en soledad y bajo la atenta y dura mirada del pueblo griego en el que vive, combatiendo los envites de la cerrada sociedad griega de la época, desgrana ahora, ya en la cincuentena, su historia y la de los que conviven con ella, su hija Matula y su yerno ARGYRIS, un hombre cabal y capaz de cumplir todas sus promesas cueste lo que cueste.

La suya es una historia de sacrificios y de supervivencia en la que, tras renunciar a contraer nuevo matrimonio, se resignó con actitud monacal a su kiosco y a la alimentación de su hija, que ya adulta, decide casarse y continuar su vida de pareja en el mismo domicilio materno, donde la convivencia sofocante termina de redondear una vida salpicada de renuncias y de ocultamientos.

El relato de ERASMIA está cargado de ironía y de un afilado sentido del humor, es el relato de una mujer fuerte, endurecida por la vida, donde lo que se oculta es mas importante que lo que se expresa. Un texto de fuerte sabor meridional, lleno de luz y de sombras, donde la huerta, y sobre todo el calabacín, se erigen en simbólicos protagonistas de la hipocresía de la época.

Un texto donde el trasfondo social y personal matizan el relato hasta elevar su voz por encima de lo que ERASMIA nos cuenta, como si pretendiésemos tapar y acallar el alarido de un gigante con la inocente mano de un bebe.

Es una tragicomedia de fuerte sabor mediterráneo, con sus contradicciones y sus virtudes, festiva pero turbulenta, un retrato social que crece y se modula constantemente hasta llegar al sorprendente y explosivo final, como el último petardo de una traca mediterránea, dejando tras de si un fuerte olor a pólvora y un intenso sabor a calabacines cocinados.

SUBIR